Archivo de la etiqueta: energias renovables en latinoamerica

Financiación De Proyectos Verdes(II)

Es habitual toparnos con proyectos de energías renovables que se promocionan en la red o que llegan a nuestras manos, muchas veces bajo la forma de cuidadas presentaciones.

Pero, qué requisitos debe cumplir un proyecto para tener potencial ?

El requisito “sine qua non” es brindar documentación respaldatoria que acredite:

1) Los derechos sobre las tierras

2) La realización de las mediciones del recurso solar / eólico

3) El otorgamiento del punto de conexión a la red

4) La obtención del permiso ambiental

5) La registración como agente del mercado eléctrico.

Resultado de imagen de ready to build solar projects

Cumplido lo anterior, el proyecto se clasifica como RTA (Ready to Auction / Agreement) y merece la pena pasar a la siguiente fase: analizar su rentabilidad.

La variable de mayor peso en esta parte del análisis es la PPA (Purchase Price Agreement).

Es decir, el precio de compra acordado para la energía renovable que el proyecto generará.

Este precio puede fijarse en:

– Una subasta, generalmente pública

– Un acuerdo entre privados, generalmente con una compañía de distribución eléctrica cuyos clientes corporativos demandan energía de fuentes renovables de manera voluntaria u obligados por ley.

Superada esta segunda fase, el proyecto se clasifica como RTB (Ready to Build).

Resultado de imagen de evaluación de proyectos

Ahora se necesita financiación para hacerlo realidad.

La información necesaria para comenzar con el proceso de solicitud de financiación es:

1* Documentación que acredite la titularidad del proyecto

2* Plan de negocios detallando el repago proveniente del flujo de fondos generados por la operación del propio proyecto. Es decir, por la venta de la energía generada

3* Información que demuestre que el proyecto sea “bancable” y para esto lo más importante son los términos del Contrato de Compraventa de energía (PPA) y el offtaker

4* Información acerca de la asignación de los riesgos del proyecto ya que hay muchos riesgos que el financiador no está dispuesto a asumir. Por ejemplo, que el proyecto cuente con todos los permisos requeridos por la legislación local, con todas las aprobaciones ambientales, con un comprobado constructor EPC, etc.

5* En relación al PPA, un tema relevante es la definición de fuerza mayor. El granizo, por ejemplo, debería estar contemplado como causal de fuerza mayor ya que en algunas regiones es muy relevante.

Sopelia colabora en el proceso completo. Desde el cumplimiento de las condiciones “sine qua non” hasta la obtención de financiación.

El día 3 de junio de 2017 Sopelia se ha convertido en Agente Fiduciario Representante para América Latina de un importante Fondo de Inversión de Abu Dhabi.

Este Fondo de Inversión reúne y gestiona una cartera multimillonaria de inversiones locales, regionales e internacionales, que desea reinvertir en la financiación de proyectos a terceros inversores, propietarios de proyectos y facilitadores de negocios en general a una tasa de interés del 3% anual.

Debe tratarse de proyectos de inversión a largo plazo que puedan generar un ROI aceptable durante del período de financiación.

Los importes de financiación oscilan entre un mínimo de U$D 1 millón y un máximo de U$D 10,9 mil millones.

Invitamos a todos los propietarios de proyectos de energías renovables a enviarnos sus iniciativas para que realicemos nuestra evaluación previa.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

Beca Solar

Si usted pertenece o representa a instituciones u organismos como los que se detallan a continuación, dispone de una beca solar para otorgar al / la beneficiari@ que el ente designe:

• Entidades académicas, educativas o de formación profesional

• Colegios o consejos profesionales

• Organismos gubernamentales de áreas medio ambiente y energías renovables

• Cámaras y asociaciones del sector energías renovables y medio ambiente

• Sindicatos, cámaras y asociaciones de los sectores electricidad y climatización

• Fundaciones con actividad en el sector medio ambiente

Para acceder a la beca solamente hay que difundir la formación e-learning solar de www.energiasrenovables.lat en los medios de comunicación habituales a través de los que la institución u organismo difunde este tipo de iniciativas.

Resultado de imagen de beca solar

Existe la posibilidad de recibir en metálico parte de la inscripción abonada por el/la alumn@ en caso de que la entidad beneficiaria de la beca esté abierta a una más estrecha colaboración.

Pueden enviarnos sus datos (nombre, correo electrónico, institución u organismo que representa) si desean ingresar como Invitado a la plataforma e-learning y tener acceso completo a la acción de formación.

Se trata de la formación en Energía Solar con la mejor relación calidad-precio del mercado.

Puede recibirse donde quiera que estés.

Solamente se necesita una computadora, smartphone o dispositivo móvil y conexión a Internet.

Resultado de imagen de e-learning

Esta acción de formación brinda capacitación técnico – comercial en aplicaciones domésticas de energía solar con el objetivo de difundir la tecnología y desarrollar recursos humanos para su incorporación al mundo laboral y empresarial.

La 2da edición 2017 comienza el día 18 de septiembre y finaliza el día 29 de noviembre.

El plazo de inscripción es hasta el día 15 de septiembre inclusive en www.energiasrenovables.lat

La persona beneficiaria de la beca, si tiene menos de 35 años y vive en América Latina, finalizado el curso puede optar además a ser Country Manager Sopelia en su país de residencia.

Ya no tienes excusas, si quieres aportar tu rayito de sol para contribuir al desarrollo de la Energía Solar, tu partner es Sopelia.

Deja Vú Argentino

Cuando todavía estábamos festejando el éxito de la subasta de MW de energías renovables del Programa RenovAr, al mejor estilo Dr, Jekyll y Mr. Hyde, Argentina se sube de nuevo al Delorian y regresa … al pasado !

El actual gobierno acaba de anunciar inversiones millonarias entre las que se contemplan desembolsos en generación nuclear y térmica.

Si, leyó bien … nuclear.

La mayor parte de los desembolsos están orientados a la generación sobre la base de gas y otros combustibles.

De nuevo, leyó bien … gas y otros combustibles.

La denominada resolución 21 creó condiciones muy atractivas para las empresas privadas por lo que están previstas inversiones de hasta US$ 3000 millones para instalar 2990 MW, de los cuales la mayor parte deberían estar listos este año.

La recompensa tiene que ser muy alta para que capitales privados inviertan en un país con elevado riesgo.

Pero por qué tanta prisa ?

Ocurre que los proyectos de energías renovables, en los que se esperan desembolsos por US$ 3500 millones para instalar 2423 MW, en su mayor parte no estarán listos hasta 2018 y se completarán recién en 2019.

Además algunos proyectos de energías renovables podrían demorarse porque han surgido dificultades de acceso al financiamiento.

Y como no hay muchas empresas privadas que se animen, es el Estado el que también invertirá y gestionará.

Ya sabemos cómo termina esta historia.

Resultado de imagen de deja vú

El jinete del apocalipsis desterrado de prácticamente todas las economías desarrolladas, la energía nuclear, es recibido con los brazos abiertos en Argentina.

Cerca de la central Atucha I (provincia de Buenos Aires) se construirá Carem 25, la primera central nuclear de potencia íntegramente diseñada y construida en el país.

Este proyecto había sido anunciado por la administración anterior el 8 de febrero de 2014, pero como en muchos otros casos, quedó en anuncio y no se hizo prácticamente nada.

Por otro lado, antes de finales de julio el gobierno informará en qué sitio del Golfo San Matías (provincia de Río Negro) se va a instalar otra planta nuclear generadora de energía eléctrica.

Los municipios de Viedma, San Antonio Oeste y Sierra Grande, que integran el Golfo, fueron declarados zonas no nucleares mediante la aprobación de las respectivas ordenanzas.

Representantes locales ya se han manifestado en contra de la instalación de la planta nuclear y han solicitado que se realice la misma inversión pero en energías renovables.

De concretarse, pondría en riesgo la rica biodiversidad marina de un área natural protegida.

También se invertirá en una planta procesadora de uranio en la provincia de Formosa.

Resultado de imagen de atucha i

Cuando a nivel global se apuesta por una cambio en la matriz energética hacia una mayor participación de las energías renovables, el impulso de la generación distribuida y el abandono de la energía nuclear; Argentina hace todo lo contrario en pos de su desesperada búsqueda de inversiones a cualquier precio.

Los valores y principios esbozados en el Programa RenovAr son pisoteados por la agenda electoral y una visión cortoplacista.

Es una historia que se repite sin importar qué partido político esté en el gobierno.

Será muy difícil superar la obscena estafa del yacimiento carbonífero de Río Turbio perpetrada por el gobierno anterior, pero estos anuncios representan un paso atrás en la configuración de una matriz energética nacional moderna y sostenible.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

Surfeando La Tercera Ola

La generación distribuida de energía es la verdadera revolución energética.

Es un proceso imparable, por más que gobiernos y grandes compañías eléctricas se empeñen en mantener una matriz energética centralizada y ya obsoleta.

Estamos completando la Tercera Ola de Desarrollo de la Humanidad?

Probablemente sí.

Alvin Toffler llama Primera Ola a la que surgió con la revolución agrícola (desde el año 8000 A.C. hasta el siglo XVII).

En ella se supera la etapa de la caza y la pesca, y nace la agricultura; surgiendo nuevas estructuras como el comercio y las primeras aldeas.

La Segunda Ola surge durante el siglo XIX, con la Revolución Industrial en la que la máquina a vapor y la imprenta reemplazaron el trabajo manual.

Se forman enormes centros urbanos; nace el concepto de producción en serie; se intensifican los medios de comunicación físicos gracias al ferrocarril, el automóvil y el barco de vapor; comienzan a explotarse los recursos naturales como fuente de energía o materia prima; nacen los conceptos productor y consumidor.

La Tercera Ola abarca los cambios que el mundo está viviendo en los últimos 50 años, que rompen paradigmas que la Segunda Ola nos impuso.

Esta Ola está en su pico y surfeamos cada vez más sobre ella desarticulando estructuras a través de la descentralización, la desmasificación y la personalización.

Resultado de imagen de la ola del sol

En Sopelia creemos firmemente que el empoderamiento ciudadano a través de la generación distribuida es el medio para conseguir la soberanía energética a niveles individual y nacional.

Por eso queremos compartir este artículo publicado en un periódico español el pasado domingo 9 de julio.

En él se pone nombre y apellido a los protagonistas de una situación que hasta hace poco nos hubiera parecido de ciencia ficción y que ojalá sea cada vez más habitual.

En Alemania la Electricidad También se Puede Compartir.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

La Batería Solar

Sin las baterías las instalaciones fotovoltaicas aisladas (excepto algunos casos como el de bombeo de agua) carecerían de sentido, porque su funcionalidad depende del almacenamiento de la energía eléctrica.

La batería es un dispositivo electroquímico que transforma energía química en energía eléctrica, cuya presencia es necesaria porque los módulos solares solo generan energía en los momentos en que incide sobre ellos la luz.

Además la batería suministra una potencia instantánea a veces superior a la de los módulos (p.e.: para el arranque de motores) y proporciona un voltaje estable y constante independientemente de la incidencia luminosa.

La batería determina el voltaje de funcionamiento de los módulos. Por lo tanto es necesario un margen de seguridad que supondrá una pequeña pérdida (alrededor del 10%) respecto de la potencia máxima que el módulo podría proporcionar a voltajes mayores.

No existe la batería ideal. La elección es un compromiso entre economía e idoneidad partiendo de una calidad mínima que brinde fiabilidad y larga vida a la instalación.

En una batería hay que tener en cuenta 3 consideraciones técnicas:

1º La capacidad de descarga

Es la cantidad máxima de energía eléctrica que puede llegar a suministrar desde su carga plena a su descarga completa. La unidad de medida es el amperio hora.

El ratio de carga y descarga y la temperatura de la batería y la de su ambiente son factores que pueden hacer variar su capacidad.

Resultado de imagen de capacidad batería solar

2º La profundidad de descarga

En las instalaciones de energía renovable solamente se utilizan las baterías de descarga profunda (nos referimos al tanto por ciento que se utiliza de su capacidad en un ciclo de carga y descarga).

Las baterías de descarga profunda tienen una descarga media de un 25%, pudiendo llegar al 90%.

Resultado de imagen de capacidad batería solar

3º Ciclos de una batería

Es el tiempo transcurrido desde una carga completa hasta una descarga.

La vida útil de una batería se mide en cantidad de ciclos que puede llegar a soportar.

Resultado de imagen de capacidad batería solar

También debe considerarse la autodescarga como un consumo adicional que demanda diariamente un cierto porcentaje de la energía almacenada.

Tan perjudicial como una excesiva descarga es para una batería estar sometida a una carga demasiado intensa.
La manera de prevenir esto es introduciendo un regulador de carga.

Cada vez que se produce la recarga de la batería no se regenera totalmente, se va produciendo una degradación que determinará la vida útil de la misma.

Si se respetan las profundidades de descarga y el mantenimiento es correcto, la vida útil debería ser de aproximadamente 10 años.

Para instalaciones fotovoltaicas se utilizan baterías de:

1. Plomo-ácido: Caracterizadas por su bajo coste y el mantenimiento que requieren (necesitan estar en un lugar fresco y que se revise la cantidad de electrolito periódicamente).

Las de plomo-antimonio son las más utilizadas en instalaciones medianas y grandes y las de plomo-calcio se utilizan principalmente en pequeñas instalaciones.

También hay baterías de plomo selladas de 2 tipos: Gelificadas (incorporan un electrolito tipo gel) y de Electrolito Absorbido (el electrolito se encuentra absorbido en una fibra de vidrio microporosa o en un entramado de fibra polimérica).

Estas baterías no necesitan mantenimiento en forma de agregado de agua ni desarrollan gases, pero ambas requieren descargas menos profundas durante su vida de servicio.

Resultado de imagen de batería solar de plomo - ácido

2. Níquel-cadmio: ofrecen mejor rendimiento, pero tienen un precio más elevado.

El electrolito que utilizan es un alcalino, tienen un bajo coeficiente de autodescarga, un buen rendimiento con temperaturas extremas y la descarga que admiten está alrededor del 90% de su capacidad nominal.

Son recomendables para lugares aislados o de acceso peligroso.

No pueden probarse con la misma fiabilidad que las de Plomo-ácido. Por tanto, si es necesario controlar el estado de carga, no son la mejor opción.

Resultado de imagen de batería solar de níquel - cadmio

3. Litio: ocupan poco espacio, pesan poco, no emiten gases, se pueden poner en cualquier sitio, el tiempo de carga es el más rápido, se pueden realizar descargas totales sin afectar su vida útil de forma relevante.

Cuál es la desventaja ? Su elevadísimo precio.

El fabricante que las pueda optimizar habrá encontrado el Santo Grial del sector solar.

Resultado de imagen de batería solar de litio

Este es un extracto de los contenidos incluídos en el Manual Técnico-Comercial de Energía Solar Fotovoltaica y en la formación e-learning de Sopelia.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

Solar Térmica Haití

Los dispositivos que captan la energía solar térmica van desde colectores colocadas en los techos hasta platos parabólicos o torres solares usadas en las grandes plantas que, concentrando la luz del sol, producen calor y generan electricidad.

Los dispositivos de energía solar térmica se utilizan en países como Haití para:

* Desinfección solar de agua (SODIS)

Mediante luz solar y botellas plásticas PET. La exposición a los rayos UV elimina patógenos y bacterias proporcionando una fuente de agua limpia y reduciendo la transmisión de enfermedades por el agua.

Resultado de imagen de sodis

* Pasteurización solar

Mediante una cocina solar e indicadores de pasteurización del agua (WAPIs). La cocina solar calienta el agua y el WAPI (pequeños tubos/cápsulas con cera que se derrite a 65°C, temperatura con la que mueren virus y bacterias) indica cuándo es apta para su consumo ahorrando combustible y reduciendo la transmisión de enfermedades por el agua.

Resultado de imagen de solar pasteurization

* Secador solar de alimentos

Caja con tapa vidriada y abertura + bastidores de malla. Los alimentos son colocados en los bastidores de malla y se secan a medida que el sol calienta la caja. Reduce uso de combustibles fósiles, la contaminación y las pérdidas postcosecha.

Resultado de imagen de solar food dryer

* Cocina solar

Cajas para atrapar el calor, concentradores curvados y panel de cocinas. Un dispositivo (espejo o metal reflectivo) concentra la luz y el calor dentro de una pequeña área de cocción. Reduce la dependencia de combustibles tradicionales como madera o carbón y reduce la contaminación bajo techo.

Resultado de imagen de cocina solar

* Calentador solar de agua

Colector térmico solar + tanque de almacenamiento de agua. El colector calienta el líquido que pasa a través de él y el calor se almacena en el tanque. Reduce la dependencia de combustibles tradicionales; reduce las emisiones de carbono y la contaminación local.

Resultado de imagen de solar water heater

Los constantes terremotos hacen que en Haití muchas personas vivan a la intemperie y en muy malas condiciones.

Como allí dicen, “aquí el sol nunca nos falta”.

Sin embargo, el carbón vegetal es la vida y la lacra de los haitianos. Sin él, no comen.

El 97% del país está deforestado. Cada persona consume al año el equivalente a 500 kilos de madera y una familia media se deja la mitad de sus ganancias en la compra de leña.

La erosión es el gran problema. La gente corta los árboles para poder sobrevivir, no hay otro medio para ganarse la vida.

Este país necesita un permanente compromiso de solidaridad por parte de la comunidad internacional.

Un ejemplo de esto es el proyecto cocinas solares para Mont-Organisé.

Estos dispositivos se basan en la concentración solar: generan energía térmica a partir de la luz del sol que pasa a través de un lente. Energía que se almacena en una “batería” térmica que mantiene el calor durante 20 horas, y por lo tanto permite cocinar también de noche.

Los materiales elegidos para realizar las cocinas son sustentables, biodegradables y el dispositivo, obviamente, no necesita combustible.

El proyecto se desarrolla en colaboración con el Ente Italiano para el Microcrédito, el Departamento Agrario de la Universidad Federico II de Nápoles, Tesla IA SRL y PACNE ONG.

Además de financiamiento, para la expansión de la energía solar hacia los pobres es necesaria una mezcla de mejoras científicas, iniciativas de política y acción colectiva para luchar contra el cambio climático y la falta de acceso a la energía.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

Financiación De Proyectos Verdes

Muchos proyectos de energías renovables cuentan con todos los permisos y han realizado las evaluaciones (técnicas y económicas) necesarias que demuestran claramente su gran potencial y rentabilidad.

Por qué no se llevan a cabo ?

Simplemente porque no encuentran la financiación que necesita este tipo de proyectos de largo plazo.

Cuáles son los proyectos que pueden acceder a una financiación asequible de manera casi inmediata ?

Son los denominados RTB (Ready to Build), que cuentan básicamente con:

* Estudio técnico – económico
* Evaluación de impacto ambiental
* Punto de conexión a la red asignado
* PPA firmado o precio de venta de electricidad fijado.

Resultado de imagen de financiación de proyectos verdes

Para llegar a esta categorización, el puntapié inicial es realizar una evaluación del terreno sobre el que se pretende desarrollar el proyecto respecto de las siguientes variables:

– Relieve
– Disponibilidad del recurso renovable
– Distancia en kms a vías de transporte asfaltadas
– Distancia en kms a subestación eléctrica.

A partir de este primer análisis se decide si vale o no la pena elaborar el proyecto.

El día 3 de junio de 2017 Sopelia se ha convertido en Agente Fiduciario Representante para América Latina de un importante Fondo de Inversión de Abu Dhabi.

Este Fondo de Inversión reúne y gestiona una cartera multimillonaria de inversiones locales, regionales e internacionales, que desea reinvertir en la financiación de proyectos a terceros inversores, propietarios de proyectos y facilitadores de negocios en general a una tasa de interés del 3% anual.

Debe tratarse de proyectos de inversión a largo plazo que puedan generar un ROI aceptable durante del período de financiación.

Los importes de financiación oscilan entre un mínimo de U$D 1 millón y un máximo de U$D 10,9 mil millones.

El proceso de acceso a la financiación es muy fácil y transparente, con una relación directa con el inversor una vez que el proyecto califica los criterios establecidos.

Invitamos a todos los propietarios de proyectos de energías renovables a enviarnos sus iniciativas para que realicemos nuestra revisión previa.

Superada esta etapa preliminar, la junta de directores del Fondo de Inversión analizará el proyecto para determinar si está dentro del alcance de nuestro financiamiento.

Resultado de imagen de evaluación de proyectos

Posteriormente un grupo de consultores realizará una reevaluación y evaluación (debida diligencia).

Esta es la etapa más importante en el proceso de consideración de la financiación.

La debida diligencia define los términos y condiciones para aprobar el financiamiento y estas condiciones serán la base del acuerdo que firmarán el Fondo de Inversión y el propietario del proyecto.

Tan pronto como el proceso de debida diligencia finalice, el Fondo de Inversión hará oficialmente una oferta de financiación al propietario del proyecto en términos muy claros y precisos.

Establecidos los términos para otorgar el préstamo y si los términos y condiciones son declarados aceptables por parte del propietario del proyecto, se lo invita a firmar el acuerdo de financiación para confirmar oficialmente la colaboración del Fondo de Inversión en el proyecto.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

Colector De Tubos De Vacío

Dentro del grupo de colectores solares sin concentración se encuentran los colectores de tubo de vacío.

Actualmente son los más utilizados.

Como se vio al analizar los colectores planos, la conversión de la energía radiante del sol en energía térmica lleva asociadas unas pérdidas por radiación, conducción y convección que disminuyen progresivamente el rendimiento a medida que aumenta la diferencia de temperatura entre el colector y el ambiente.

La mejora que aportan los colectores de tubo de vacío consiste en evitar las pérdidas por conducción y convección.

Si se pierde menos calor, obtendremos en la mayoría de los casos más rendimiento para la misma cantidad de energía del Sol.

Veremos que esto no es siempre así y que depende de la temperatura de utilización.

Los colectores de vacío encuentran su principal aplicación en los sistemas de temperaturas intermedias (calefacción, acondicionamiento de aire, procesos industriales, etc.) y en lugares fríos con diferencias elevadas entre la temperatura del colector y la del ambiente.

La técnica de vacío utilizada por los fabricantes de tubos fluorescentes se ha desarrollado y es la utilizada por los fabricantes de colectores de tubo de vacío.

Los sistemas de colectores de tubo de vacío se basan en los tubos evacuados.

Estos están conformados por dos tubos concéntricos entre los cuales se ha aspirado el aire produciéndose un vacío. En uno de los extremos, ambos tubos se unen sellándose el vacío. Dentro de ambos tubos se sitúan los distintos tipos de absorbedores que determinan los distintos sistemas.

Los tubos evacuados simples son tubos evacuados ensamblados directamente con el depósito acumulador o de manera independiente que pueden contener solo agua o agua más anticongelante.

En la pared interior del tubo evacuado se sitúa una capa de color oscuro de material absorbente.

Cuando la radiación solar incide sobre la capa de material absorbente se transforma en calor y eleva la temperatura del fluido que está en contacto con él.

El fluido se calienta por convección y comienza a ascender a través del tubo siendo reemplazado por fluido frío que a su vez se calienta y reinicia el proceso.

Este tipo de tubo de vacío ofrece la ventaja de tener las ya comentadas escasas pérdidas de calor y los inconvenientes de ser muy sensible a la presión.

Resultado de imagen de colector solar tubos evacuados

Los colectores de vacío de flujo directo o U-Pipe se emplean tanto en colectores individuales como en sistemas solares compactos con depósito integrado.

El absorbedor puede situarse en la pared del tubo como en el caso del tubo evacuado o en una plancha de material absorbente.

En cualquier caso, el absorbedor es recorrido en su superficie por un tubería (preferiblemente de cobre) por la que circula el fluido que eleva su temperatura en contacto con él.

Los colectores de tubo de vacío de flujo directo tienen la ventaja de poder adoptar una posición tanto horizontal como vertical sin mermar su rendimiento ya que el tubo puede rotar sobre su eje inclinándose el absorbedor de la manera más adecuada en el caso de que el absorbedor tenga la forma de plancha.

Resultado de imagen de colector solar u pipe

Por último, dentro de la tecnología de tubo de vacío encontramos los colectores heat pipe.

Emplean un mecanismo denominado tubo de calor que consiste en un tubo cerrado en el cual se introduce un fluido vaporizante (mezcla de alcohol) de propiedades específicas.

Cuando el Sol incide sobre el absorbedor adosado al tubo, el fluido se evapora y absorbe calor (calor latente). Como gas asciende sobre el líquido hasta lo alto del tubo donde se sitúa el foco frío. Allí se licua (se condensa) y cede su calor latente al fluido que nos interesa calentar volviendo a caer al fondo del tubo por capilaridad o gravedad.

Este proceso (evaporación – condensación) se repite mientras dure la radiación del Sol o hasta que el colector haya alcanzado una temperatura muy alta (en torno a los 130º C o más).

Tienen la ventaja de que cada tubo es independiente pudiéndose cambiar en pleno funcionamiento del sistema. Es altamente resistente a las heladas.

Dado que los tubos también pueden girar sobre su eje, existe la posibilidad de que adopten posiciones verticales y horizontales al igual que ocurre en los sistemas de flujo directo aunque en este caso generalmente habrá que respetar una inclinación mínima del tubo (entre 15º y 20º según el fabricante) para permitir que el fluido, una vez licuado, pueda descender por gravedad.

Cabe destacar 3 cualidades de estos colectores:

– Unión seca: el intercambio de calor se produce sin contacto directo entre el fluido caloportador y el tubo, lo que los hace muy adecuados en áreas con cualidades desfavorables del agua.

– Función diodo: la transferencia de calor se realiza siempre en un solo sentido, desde el absorbedor hacia el fluido caloportador, y nunca al revés.

– Limitación de temperatura: el ciclo de evaporación – condensación tiene lugar mientras no se alcance la temperatura crítica del fluido vaporizante, evitando así los riesgos de un aumento incontrolado de la temperatura en el interior de los tubos.

Resultado de imagen de colector solar heat pipe

Este contenido fue extraído del Manual Técnico Comercial de Energía Solar Térmica y forma parte del e-learning Solar.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

Energía Solar Haití

Haití es uno de los países más pobres al mundo, donde la electricidad está disponible solo para poquísimas personas, mientras la gran mayoría de la población puede contar solamente con lámparas a queroseno para la iluminación y con madera de los bosques para otros usos.

Por mucho tiempo Haití ha sufrido problemas en su tendido eléctrico, tanto es así que más del 70% de su población no tiene acceso diario a una fuente de electricidad confiable.

El país cubre la totalidad de su demanda energética con suministros provenientes de Petrocaribe, un proyecto regional que beneficia a 18 países de la región caribeña a los cuales Venezuela abastece de petróleo y derivados en condiciones favorables de pago.

También es parte del Tratado de Seguridad Energética Petrocaribe (TSE), suscrito en 2007, por el cual las naciones firmantes asumieron el compromiso de desarrollar, en la medida de sus posibilidades, proyectos para el impulso de las energías renovables.

Desde 2010 el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorga fondos al gobierno haitiano para desarrollar una nueva infraestructura energética que aproveche el potencial eólico, solar e hidroeléctrico del país.

Entre los proyectos financiados se encuentra la rehabilitación de la planta hidroeléctrica Peligre, la mayor fuente de energía renovable del país.

La institución también financia proyectos para desarrollar el uso de energía solar como fuente de energía en los sectores de la salud y la educación.

Las devastadoras consecuencias ocasionadas por los frecuentes terremotos que sufre gran parte del país caribeño dejan a la población expuesta a los peligros de una inestabilidad social aún presente.

Resultado de imagen de potabilizadoras solares móviles

Una acción concreta es la utilización de potabilizadoras móviles, que permiten potabilizar distintos tipos de agua y obtener producciones desde 500 hasta 7.500 litros/día, según la fuente de agua; sólo con la energía de sus tres paneles fotovoltaicos.

El carbón de leña (70% del consumo energético nacional) es la principal fuente de energía en las cocinas de la mayoría de los habitantes de Haití, carentes de energía eléctrica. El resultado es que hoy el área boscosa solo cubre 2% del territorio.

La deforestación es causante directa de la erosión de los suelos, lo cual aumenta la vulnerabilidad de Haití ante eventos climáticos extremos como huracanes, sequías e inundaciones que pueden ser cada año más intensos como consecuencia del cambio climático.

Pero poco a poco la energía renovable se abre paso.

La avenida Toussaint Louverture, una de las arterias principales de Puerto Príncipe, se ilumina cada noche con sus lámparas solares; al igual que otros espacios públicos de esta capital y algunos municipios del país.

Resultado de imagen de energía solar haití

La Fundation Nouvelle Grand Anse suscribió un acuerdo con la ONG Cubasolar para crear en la localidad de Dekade un centro de referencia en energía renovable para la región circundante y todo el país.

El presidente electo de Haití realizó a principios de 2017 un recorrido por centrales de electricidad en República Dominicana.

Visitó las instalaciones del proyecto Punta Catalina (2 plantas a carbón), el proyecto Monte Plata Solar y la planta de generación eléctrica del consorcio AES Dominicana; que suple el 40 % de la energía que consume el país.

Es un buen gesto.

República Dominicana y Haití deben normalizar sus relaciones, ya que los dominicanos y haitianos deben trabajar juntos y colaborar para la mejora su matriz de generación energética.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

El Módulo Solar

Las células son de silicio en los módulos más utilizados, elemento que es el principal componente de la sílice, el material de la arena.

La distribución regional de la capacidad de producción difiere significativamente en función del tipo de producto y su posición en la cadena de valor.

La capacidad de producción de silicio de grado solar está encabezada por EEUU; seguido por Europa, China, Japón y el resto de Asia.

La capacidad de producción de células de silicio y módulos está dominada por fabricantes chinos y taiwaneses; seguidos de europeos, japoneses y de EEUU.

Los fabricantes de capa delgada todavía deben optimizar la producción para llegar a la estructura de costes óptimos para ser competitivos.

Tarea difícil con precios mucho más bajos del polisilicio, que redundan en un importante descenso de los precios de los módulos de silicio.

Resultado de imagen de fabricación panle solar

Con el fin de evitar los casos de escasez o exceso de oferta, es de suma importancia para garantizar el suministro, una estabilidad en la demanda, basada en un mercado sostenible para que la industria pueda prever el crecimiento del mismo y planificar sus capacidades.

La demanda de sistemas fotovoltaicos depende en gran medida del clima económico general y, lo más importante, de las políticas de apoyo a su desarrollo por parte de los gobiernos.

Las tarifas, junto con la simplificación de los procedimientos administrativos y de conexión a red, así como el acceso prioritario a la red son políticas tendientes a garantizar una demanda sostenible.

Una célula de silicio proporciona una tensión de aproximadamente 0,5 V y una potencia máxima de entre 1 y 2 W.

En el proceso de fabricación de un módulo es preciso conectar entre sí un determinado número de células en serie para producir tensiones de 6, 12 o 24 V indicadas para la mayoría de las aplicaciones.

Para producir un módulo de 12 V se necesitan entre 30 y 40 células.

El proceso de conexión de las células se realiza mediante una soldadura especial que une el dorso de una célula con la cara frontal de la adyacente.

Terminadas las interconexiones eléctricas, las células son encapsuladas en una estructura tipo sándwich (lamina de vidrio templado- EVA – células-EVA – polímeros).

La estructura varía según el fabricante.

Se procede posteriormente a un sellado al vacío, introduciéndolo en un horno especial para su laminación, haciendo estanco el conjunto.

Si cuentan con un marco soporte metálico, se rodea antes el perímetro del módulo con neopreno o algún otro material que lo proteja.

Resultado de imagen de silicio solar

Una vez montadas las conexiones positiva y negativa, se efectúan los siguientes controles con el fin de garantizar una vida útil de 20 años con niveles aceptables de rendimiento:

– Ciclos térmicos (-40º a 90º C)
– Ciclos de humedad.
– Ciclos de congelación.
– Resistencia al viento.
– Resistencia mecánica.
– Resistencia a descargas eléctricas altas.
– Ensayo de atmósfera salina (para ambientes marinos).

La fabricación, comportamiento, características eléctricas y mecánicas del módulo fotovoltaico, vienen determinadas en la ficha técnica del producto que proporciona el fabricante.

Al Igual que en la célula solar son importantes los siguientes parámetros:

– Potencia máxima o potencia pico del módulo PmaxG.
– IPmax: Intensidad cuando la potencia es máxima o corriente en el punto de máxima potencia.
– VPmax: la tensión cuando la potencia también es máxima o tensión en el punto de máxima potencia.

Otros parámetros son:

– Corriente de cortocircuito IscG.
– Tensión de circuito abierto VocG.

Estos parámetros se obtienen en unas condiciones estándar de medida de uso universal según la norma EN61215. Establecidas como sigue y que el fabricante debe especificar:

* Irradiancia: 1000 W/m2 (1 Kw/m2)
* Distribución espectral de la radiación incidente: AM 1,5 (masa de aire)
* Incidencia normal
* Temperatura de la célula: 25ºC.

Las condiciones de trabajo reales de los módulos una vez instalados pueden ser muy diferentes, por lo que conviene conocer las variaciones que pueden producirse, a fin de efectuar las correcciones pertinentes en los cálculos.

En la práctica, la potencia del módulo disminuye aproximadamente un 0,5% por cada grado de aumento de la temperatura de la célula por encima de los 25º C.

Para evitar tener que calcular intensidades medias de radiación, podemos suponer que la temperatura media de trabajo de la célula es 20º superior a la del ambiente.

Por este concepto, el rendimiento baja a un 90%. En las tecnologías que no se basan en silicio cristalino la baja en el rendimiento es menor.

Este es un extracto de los contenidos incluídos en el Manual Técnico-Comercial de Energía Solar Fotovoltaica y en la formación e-learning de Sopelia.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.