Archivos de la categoría Mexico

Solar Fotovoltaica México

México forma parte del cinturón solar, una zona que considera a los países con mayor radiación solar en el mundo.

El país se planteó como objetivo para 2024 generar el 35% de la electricidad con energías limpias (actualmente se genera el 80% con hidrocarburos).

Se estima que la energía solar representará el 13% de toda la energía para el próximo año, y que su participación irá creciendo paulatinamente.

Sin embargo el desarrollo de la tecnología solar, como en todos los países latinoamericanos (y de casi todo el mundo); presenta un enorme desequilibrio entre proyectos a gran escala y generación distribuida.

En lo que a proyectos a gran escala se refiere, con 37 centrales solares en construcción y una inversión estimada de U$D 5,000 millones, México apunta a convertirse en una potencia solar gracias al apoyo regulatorio y unas condiciones geográficas envidiables.

En Coahuila se encuentra el parque solar más grande de Latinoamérica que con una inversión de U$D 650 millones genera cerca de 754 MW.

A finales de 2020, el país tendrá 5,000 MW de potencia instalada.

Este impulso se debe a la Reforma Energética que abrió el sector a la iniciativa privada, a la Ley de Transición Energética y a las tres subastas eléctricas celebradas hasta la fecha.

El precio promedio obtenido en la tercera subasta solar (en la que se asignaron contratos a 9 proyectos) supuso un récord mundial a la baja para todas las energías.

En el sector sobresale actualmente la presencia de actores extranjeros, que ganaron aproximadamente el 90% de las licitaciones.

La otra cara de la moneda es la de la generación distribuida.

Ver las imágenes de origen

Si bien desde 2007 es posible instalar paneles solares en hogares, comercios e industrias y conectarlos a la red eléctrica; hasta 2017 no se crearon las condiciones necesarias para el desarrollo de la generación distribuida. Ésta representa menos del 0,3% del total de la generación eléctrica en México.

Antes de la Reforma Energética la generación distribuida solo podía destinarse al autoconsumo (y los excedentes se perdían a los 12 meses), sin que fuera posible comprar o vender energía solar fotovoltaica.

La normativa aprobada en marzo de 2017 reglamenta los siguientes modelos de contraprestación: 1) Medición neta de energía (net metering); 2) Facturación neta (net billing); 3) Venta total.

También por desconocimiento se desaprovechan en México las ventajas del uso de energía solar, que podría abastecer un hogar con alto consumo de electricidad, con tan sólo 16 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos.

La mayoría de las personas desconocen que instalar en sus hogares un sistema con tecnología renovable, basada en paneles solares, es legal, sencillo y accesible,

Otro de los retos a enfrentar es la falta de personal capacitado tanto a nivel técnico, para instalar los paneles, como de ingeniería, para el diseño de los sistemas.

Apostar solamente por los proyectos a gran escala es una propuesta absurda y sin lógica que convierte a las renovables en un producto financiero y no en una herramienta de política energética que promueva el empleo y el desarrollo tecnológico e industrial a nivel nacional.

Favorece a los macro proyectos y profundiza la concentración del sector energético.

La concentración por precios bajos en las subastas, con la consecuente creación de una posición dominante en pocos actores (generalmente empresas extranjeras), a largo plazo diluirá las ventajas de los precios bajos de corto plazo.

Si consideramos a las subastas como la única herramienta para incrementar la participación de las renovables estaremos manteniendo un paradigma de matriz energética obsoleto y cometiendo un gravísimo error.

La matriz energética del futuro se basa en 3 pilares:

1) Eficiencia energética

2) Energías renovables

3) Generación distribuida

La senda de la revolución energética y el empoderamiento ciudadano pasa por el desarrollo de la figura del prosumidor y del cooperativismo energético.

La vía de la concentración y de la centralización implica solo cambiar fósiles por renovables para mantener el “statu quo” en beneficio de los de siempre, que seguirán actuando como organismo de recaudación en connivencia con el poder político de turno.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

Solar Térmica México

En México, como en la mayoría de los países latinoamericanos, las estadísticas en el ámbito de la energía solar térmica no se encuentran actualizadas y las prospectivas de energías renovables no incluyen esta fuente de generación.

En el año 2010, se instalaron en México sistemas solares para calentamiento de agua en un área equivalente de 272,580 m2, llegando a un acumulado de 1.665.502 m2.

Según estimaciones, en los 4 años siguientes casi de duplico el área de producción por energía solar térmica.

Aunque no encontramos datos acerca de la capacidad instalada actual en México, podemos concluir que este tipo de energía ha tenido un gran crecimiento en los últimos años y que es probable que la capacidad instalada se haya vuelto a duplicar.

Debido a los niveles de radiación promedio del país, una instalación solar térmica para agua caliente sanitaria se ha transformado en una inversión muy rentable en México, ya que el calentamiento de agua origina el mayor de los consumos de gas y con esta aplicación el uso de gas se reduce hasta en un 80% en la regiones con mayor radiación.

Recientemente se ha percibido una disminución notable en los precios de los equipos solares para agua caliente sanitaria.

Los factores que permiten que esto suceda son: las importaciones, la fácil manufactura, la madurez de la tecnología y la competitividad entre las empresas nacionales e internacionales que ofrecen este tipo de equipos.

En México hay importantes empresas que fabrican equipos de energía solar térmica de baja temperatura. Las primeras se iniciaron en el año 1940 en Guadalajara.

Varios programas gubernamentales han impulsado la adquisición de calentadores solares a bajo costo por parte de pobladores de zonas donde no llega la red de gas.

Otras aplicaciones de energía solar térmica que han aumentado considerablemente son la climatización de piscinas y el calentamiento de agua para procesos industriales.

Ver las imágenes de origen

Hermosillo fue uno de los primeros estados en adoptar este tipo de tecnología para procesos industriales en México.

Una empresa cementera utiliza un equipo de 291 KW térmicos para operar un sistema de 75 toneladas de enfriamiento de simple efecto. Este fue el primer sistema de aire acondicionado a partir de energía renovable en América Latina. Los captadores cilíndricos parabólicos se sitúan en la azotea y a un costado del edificio corporativo, éste opera en un rango desde 70°C a 95°C.

Otros sistemas se han instalado con el propósito de generar calor.

Empresas mexicanas han desarrollado comercialmente concentradores solares parabólico-lineales para generación de energía térmica entre los 50° C y 200°C. Estos sistemas son utilizados principalmente en el sector alimenticio.

Algunas de las empresas que actualmente cuentan con esta alternativa de generación de energía en el país son:

– Empresa de alimentación: instalación de 80 concentradores solares para generación de calor de proceso y alimentación de chiller de absorción.

– Empresa láctea: instalación de 70 concentradores solares para aportación directa de calor en procesos de elaboración de derivados lácteos.

– Empresa productora de huevos: instalación de 80 concentradores solares para precalentamiento de caldera.

Imagen relacionada

A pesar de los avances, todavía queda mucho margen de desarrollo para la tecnología solar térmica en México.

El impulso final podría venir de la mano de la implantación de líneas especiales de financiación, ya que para un gran sector de la población la inversión inicial en un equipo sigue siendo muy alta.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.

Energía Solar México

México se convirtió en la sexta economía mundial más atractiva para las energías renovables en los últimos cuatro años, tras una reforma energética promulgada en diciembre de 2013 que atrajo inversiones por U$D 8.600 millones.

Los precios que resultaron de tres subastas de largo plazo realizadas por el regulador estatal de 2014 hasta la fecha, mostraron una tendencia a la baja y han sido considerados entre los más competitivos en el mundo.

Con el 70% de su territorio soleado y una reforma energética que abrió las puertas a la innovación y las inversiones privadas, México va en camino de ser una futura potencia solar mundial.

Resultado de imagen de energía solar mexico

Un reporte de 2009 de la Corporación Alemana para la Cooperación Internacional llegó a la conclusión de que México podría generar toda su electricidad con una sola megaplanta solar en el desierto de Sonora; incluso le sobraría energía para la exportación.

México es el cuarto productor mundial de electricidad a partir de energía geotérmica y cuenta con más de 230 centrales en operación y construcción para la generación de electricidad a través de energías renovables.

El país ha elevado la apuesta con acciones como la segunda subasta de energía para 2019 y la reciente reforma energética para lograr que el 35% de su energía proceda de fuentes renovables en el 2024.

La inversión estimada dentro de los próximos 15 años es de U$D 119 mil millones, con los que este sector será el segundo con mayor inversión después del automotriz.

Oaxaca y Veracruz son los estados con más proyectos eólicos y de biomasa respectivamente, mientras que estados como Sonora, Chihuahua y Durango son los estados con más proyectos de instalación de parques fotovoltaicos.

En el estado de Sonora está prevista la construcción de cuatro nuevas centrales de generación de electricidad a partir de energía solar.

Estos proyectos tendrán una capacidad de 498 MW y en ellos se invertirán U$D 423 millones en los próximos tres años.

Se sumarán a las tres centrales solares que ya están funcionando, junto con los proyectos solar-fotovoltaicos AT Solar I-V Blumex Power y Orejana.

También se construirán las centrales Tastiota y El Mayo, las cuales tendrán 100 MW y 99 MW de capacidad respectivamente.

La central Bacabachi I tendrá una potencia de 200 MW y la central Abril, 99 MW.

Resultado de imagen de energía solar mexico

Sin embargo, en el país es necesario realizar sofisticados procesos de ingeniería y trazados de ruta para un transporte óptimo ya que todavía se observan deficiencias en infraestructura.

Además, al llegar a territorio mexicano, es preciso asegurar que los productos importados cumplan con las regulaciones necesarias, por lo que se requiere la asistencia de verdaderos expertos para verificar la utilización de programas sectoriales que permitan un ahorro en los costos, como es el caso del acero (PROSEC), durante la importación de los componentes utilizados en los parques solares.

Todo lo que necesitas es Sol. Todo lo que necesitas es Sopelia.